Conoce el valle de Baztan

  • Hora de inicio: 10:00 h (Consulte posible modificación)
  • Hora de finalización: 16:30 h aproximadamente
  • Duración: 06:30 horas.
  • Lugar de salida/llegada: Baztan Tours/Baztan Goxoki, C/ Jaime Urrutia 20 Elizondo
  • Existe la posibilidad de que el lugar de recogida sea el propio hotel, en tal caso indicarlo en el momento de la contractación
  • Tambien se contemplan salidas desde Pamplona o San Sebastían. Consultar para otros lugares.
  • Mínimo de 2 personas para la realización de la ruta.

  Iniciaremos nuestra ruta en el pueblo de Aniz, donde visitaremos la queseria ecologica Jauregia y nos mostrarán parte del proceso de fabricación de sus quesos. Junto a Aniz y tras cruzar el pueblo de Ziga, nos encontramos con el mirador del valle, desde el que se pueden contemplar algunas de las mejores vistas de Baztan.

  Siguiendo el camino llegamos a Irurita, pueblo que destaca por su plaza rodeada de palacios y grandes casas. Los invitaremos a tomar un café, dándoles a elegir entre tres acogedores lugares: uno es Arkupe, la única chocolateria de Euskal Herria donde se hace el chocolate desde el grano, otro es el bar Jauregiarte, antiguo lavadero rehabilitado y convertido en café cultural ubicado en los jardines del palacio Jauregia con preciosas vistas del valle, o si prefieren el bar-restaurante Olari, famoso por su gastronomía.

  Nuestra siguiente parada será Elizondo, capital del valle, donde recorreremos sus calles, observando sus casas señoriales y palacios y disfrutando de las magnificas vistas del rio Baztan.

  De ahí partiremos hacia el pintoresco pueblo de Arizkun, que destaca por el señorío de sus nobles edificios, una hermosa iglesia y el convento con una imponente fachada barroca del siglo XVIII. En Arizkun tambien nos encontramos con uno de sus barrios mas famosos, el de Bozate, donde se cuenta que residieron los agotes, un grupo social marginado durante siglos del cual se han escrito libros y peliculas.

  Junto a él, se situa el pintoresco pueblo de Erratzu, famoso por su cascada de Xorroxin, parada obligatoria siempre y cuando el tiempo lo permita, en caso contrario se puede aprovechar para visitar este pueblo con sus palacios y sus grandes casas.